El tomate es uno de esos alimentos deliciosos, que aportan muchas propiedades. Pero ¿para qué es bueno y por qué es importante consumirlo cada día?

Si vives en el Mediterráneo, o sigues una dieta equilibrada y variada basada en la dieta mediterránea, es bastante probable que ya hayas podido disfrutar de todo el sabor de los mejores tomates frescos, de ese llamativo color rojizo y ese delicado poder refrescante, ideal en ensaladas, acompañado de aguacate o con una torta de pan untada con aceite de oliva virgen extra. En definitiva, ¿quién podría resistirse?.

Se trata de un alimento cuanto menos delicioso, que desde un punto de vista más popular es sobre todo conocido con los nombres de jitomate o tomatera, mientras que su nombre científico original es Solanum lycopersicum. Pertenece a la familia de las solanáceas, y en la cocina es común consumido fresco y entero, o bien en salsa, puré, zumo o incluso deshidratado (por ejemplo, los populares tomates secos).