ROSCA DE REYES

INGREDIENTES:

  • 1 1/2 tazas de harina cernida
  • 1 cucharada (1 sobre) de levadura
  • 4 huevos enteros
  • 7 yemas
  • 1/3 de taza de azúcar
  • 1 1/2 barritas de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de ralladura de cáscara de naranja
  • 2 cucharadas de jugo de naranja
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 de taza de higos la mitad cortada en tiras y la mitad picada
  • 1/4 de taza de cerezas, la mitad enteras y la otra parte picada
  • 1/4 de taza de acitrón, la mitad cortado en tiras y la mitad picado
  • 1/4 de taza de naranja confitada, la mitad cortada en tiras y la mitad picada
  • 1/4 de taza de limón confitado, la mitad cortado en tiras y la mitad picado
  • Para la cubierta
  • 1 taza de harina
  • 1 taza de azúcar glass
  • 1 taza de manteca vegetal a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • Azúcar granulada para espolvorear

    PREPARACIÓN:

    1. Mezcla la levadura con 3 cucharadas de agua tibia y 1/4 de taza de harina para hacer una pasta; tápala con un plástico y deja reposar a temperatura ambiente hasta que doble su tamaño.
    2. Sobre una superficie limpia forma una fuente con la harina restante; en el centro pon los huevos, las yemas, el azúcar, la mitad de la mantequilla, la ralladura, el jugo de naranja, la sal y la levadura preparada; con las manos integra los ingredientes, excepto la harina.
    3. Incorpora la harina poco a poco al tiempo que amasas; cuando se forme una pasta homogénea, golpéala contra la mesa varias veces hasta que se vuelva elástica y ya no se te pegue en las manos ni a la superficie.
    4. Extiéndela con un rodillo, añade la mantequilla restante y amasa.
    5. Para incorporarla; forma una bola, cúbrela con un trapo húmedo y deja reposar 3 horas o hasta que aumente su volumen.
    6. Con el puño cerrado golpea la masa para desinflarla; introduce las frutas picadas y amasa para integrarlas.
    7. Forma la rosca, ponla en una charola engrasada y deja reposar hasta que vuelva a levantar.


      PARA HACER LA CUBIERTA:

    1. Mezcla la harina, el azúcar, la manteca y 1 huevo para hacer una masa.
    2. Bate el otro huevo y barniza la rosca; acomoda las frutas en ti- ras alternadamente con bandas de masa para la cubierta; barniza nuevamente y espolvorea el azúcar granulada.
    3. Hornea, en horno precalentado, durante 40 minutos a 180 ºC  o hasta que la rosca esté cocida y dorada; saca del horno, introduce el niño (muñequito) dentro de la rosca y dejar enfriar.

      ¡Listo, a disfrutar!

       

      CHOCOLATE CALIENTE

      LISTA EN 15 MINS   

      INGREDIENTES:

      2 tazas de leche fría
      3 cucharadas de cacao en polvo
      1 1/2 cucharada de almendras molidas
      1 1/2 cucharada de nueces molidas
      1/2 pulgada canela en rama o ¼ cucharadita de canela molida
      1/2 cucharadita de extracto de vainilla
      1 1/2 cucharadas de azúcar o más según su gusto

      PREPARACIÓN:

      Coloca los ingredientes secos (nueces molidas, almendras y canela) junto con el polvo de cacao y el azúcar en un tazón pequeño y mezcla bien. Una opción para moler estos ingredientes usando una molinito eléctrico de especias o licuadora potente. A continuación, mezcla todos los ingredientes con la leche fría en la licuadora hasta que todo esté bien molido, otra opción es comprar harina de almendra y omitir el uso de las nueces.

      Una vez que hayas mezclado todos los ingredientes, colócalos en una cacerola pequeña con la leche fría y la vainilla. Mezcle bien con la leche para evitar la formación de grumos, esto es muy importante ya que la almendra y las nueces espesan ligeramente la mezcla.

      Ahora, coloca la cacerola a fuego lento y cocina, meneando constantemente hasta que comience a hervir. Puedes utilizar el molinillo o una licuadora para formar la espuma.

      Ahora sí, a disfrutar de tu taza de chocolate caliente.

      PAN DE MUERTO

      LISTA EN 1 HORA   –   PARA 4 PERSONAS

      INGREDIENTES:

      • 2 1/2 tazas de harina
      • 1/4 de cucharadita de sal
      • 20 gr. de levadura fresca u 8 gr. de levadura seca
      • 1/4 taza de agua tibia
      • 1 huevo
      • 2 yemas de huevo
      • 1/4 taza de leche
      • 2 cdas. de ralladura de cáscara de naranja
      • 2 cdas. de té de anís preparado y bien cargado
      • 1/4 taza de azúcar
      • 80 gr. de mantequilla

      Para decorar

      • 1/2 barra de mantequilla a temperatura ambiente
      • Azúcar blanca
      • 1 yema de huevo

      PREPARACIÓN:

        1. Pon en un recipiente el agua tibia y la levadura con un poco de harina (una cdita.) para que se active. Esto sucede cuando comienza a aparecer una delgada capa de espuma.
        2. Sobre una superficie o en una batidora (para hacer pan), pon el harina, el azúcar, la ralladura de naranja y la sal.
        3. Incorpora el huevo y las yemas seguido de la leche, el té de anís y la levadura.
        4. Amasa hasta que la mezcla este suave y sea manejable. No te preocupes si al principio la mezcla parece una especie de engrudo que no se logra despegar de la superficie, es normal.
        5. En cuanto se pueda despegar de la superficie, agregar la mantequilla a temperatura ambiente y en cubos. Al principio estará un poco pegajosa, después comenzará a tomar forma.
        6. Amasa hasta que la mezcla se separe de la superficie sin romperse. Eso lleva su tiempo así que ánimo. Seguro te quedarán deliciosos.
          7. Deja reposar la masa cubierta con papel film en una parte tibia de la cocina hasta que gracias al efecto de la levadura doble su tamaño. Esto toma aproximadamente dos horas.
          8. Poncha la mezcla y amasa de nuevo eliminando el gas que se formó.
          9. Divide en tres: reserva una tercera parte en el refrigerador para hacer los huesitos.
          10. Con el resto, forma una bola uniforme y colócala en una charola lo suficientemente grande como para que doble su tamaño.
          11. Forma los huesitos con las llanuras de los dedos y el cráneo (la bolita) del pan.
          12. Bate el huevo que no se utilizó y barniza la masa grande. Utilízalo como pegamento para colocar los huesos al pan así como la bolita del centro.
          13. Deja reposar aproximadamente durante una hora, en una zona tibia de la cocina para que duplique su tamaño.
          14. Precalienta el horno a 220 grados Celsius y mete los panes durante 25 minutos.
          15. Deja enfriar y mientras tanto, pon a templar la mantequilla para que quede con una consistencia untable.
          16. Barniza y cubre con azúcar blanca.

      ¡Listo, a disfrutar!

      Anatomía de un altar de muertos

      Anatomía de un altar de muertos

      En México, desde la época prehispánica los indígenas rendían culto a sus muertos, aceptaban la muerte como parte del ciclo de  la naturaleza.

      Cuando los conquistadores llegaron, este culto se fusionó con el catolicismo y coincidiendo con la festividad de todos los santos el 1ro de noviembre, dieron también origen a la tradición del Día de Muertos el 1 y 2 de noviembre. Esta celebración se declaró en 2003 “Obra maestra del patrimonio cultural de la humanidad” por la UNESCO.

      5 Razones para mantener afilados tus cuchillos

      5 Razones para mantener afilados tus cuchillos

      5 RAZONES PARA AFILAR TUS CUCHILLOS

      Recopilamos 5 buenas razones para que no tengas ninguna excusa para mantener bien afilados tus cuchillos. 

       

      RENDIMIENTO

      Cuando tus cuchillos están afilados correctamente, sus productos, sin importar si son proteínas o verduras reciben cortes mucho más exactos, mejorando la presentación de tus productos,  facilitando el trabajo de tu equipo y agilizando grandes y medianas producciones en tu cocina, ya sea en tu hogar o en una cocina industrial. 

      ESFUERZO

       

      Teniendo tus cuchillos afilados no necesitarás emplear mucha fuerza. Definitivamente aplicarás un menor esfuerzo en el corte, pues la hoja del cuchillo entra al primer contacto y gracias a esto, evitarás algún tipo de dolor que pudiera aparecer en la muñeca y exceso de cansancio innecesario.

       

      Hand

      TIEMPO

      Tener un cuchillo afilado te va a ahorrar tiempo al momento de cortar. Los cortes serán más precisos y limpios por lo que te tomará menos tiempo realizar tu labor.

      Por el contrario, si quieres cortar con un cuchillo sin filo lo más probable es que la hoja no tenga agarre, obligándote a pasar varias veces el cuchillo sobre el mismo corte.

      PELIGRO

       

      Seguramente ya has escuchado que un cuchillo afilado es más seguro que un cuchillo sin filo. Esto es totalmente cierto. Se debe a que un cuchillo afilado no solo es más fácil de usar, si no que también requiere emplear menos esfuerzo. Cuando un cuchillo no está afilado, se requiere más fuerza para cortar y esto sin duda podría causar accidentes en tu cocina.

      Hand

      PRECISIÓN

      Cuando quieras cortar algún alimento, ya sea un corte de carne, mariscos, verduras, etc; tener un cuchillo afilado sin duda te ayudará a que tus cortes sean mucho más finos, precisos y rápidos. También evitarás dañar o maltratar algún alimento que estes cortando.